nuesfilosofia

La Sociedad de Agricultores de Colombia, SAC, es la máxima asociación gremial agropecuaria de carácter nacional, integrada por agricultores, ganaderos, silvicultores, profesionales de la producción rural, universidades, personas jurídicas del mismo carácter y las entidades gremiales constituidas por ellos. Fue fundada el 15 de diciembre de 1871, con el objeto de promover el adelanto y defender por medio de la discusión pública los intereses del sector. Es una entidad de derecho privado, sin ánimo de lucro.

El papel fundamental de la SAC es el de llevar la representación y vocería de los productores del agro. En este sentido realiza actividades de articulación interna de intereses y sirve de interlocutora ante otros grupos sociales y el Estado.

La SAC contribuye a la solidez y funcionalidad de la democracia colombiana en cuanto ayuda a organizar la sociedad, sintetizar las aspiraciones de los productores, construir un consenso mediante el diálogo con otros grupos sociales y armonizar los intereses del sector agrícola con los intereses generales de la Nación.

La SAC tiene un compromiso fundamental con las máximas aspiraciones de los colombianos de bienestar, justicia, paz y unidad, con base en el sistema democrático. Así lo ha afirmado la campaña gremial de la Sociedad de Agricultores de Colombia: “no es política, ni confesional, ni totalitaria, ni corporativa; es simplemente una organización democrática del gremio de agricultores que deja el espíritu abierto para que cada cual obre de acuerdo con sus ideas personales y sentimientos”.

En términos específicos, la agremiación cumple con las siguientes funciones: promueve el desarrollo agropecuario nacional y el bienestar de los productores; representa y defiende los intereses de quienes habitan en el campo colombiano; fomenta la asociación y cooperación; recopila, evalúa y divulga la información estadística relacionada con las actividades agropecuarias; participa con los demás gremios y asociaciones en el análisis de los temas de interés nacional; coopera con el Gobierno en la formulación de la política agropecuaria y en la ejecución de los programas que se adelanten para desarrollarla y realiza estudios agroeconómicos, jurídicos y sociales, relacionados con el sector, que sirvan para fundamentar las posiciones y propuestas de la SAC, para asesorar y orientar a sus afiliados, e informar a la opinión pública.

Para ejercer su función de vocería y representación, la SAC utiliza los medios de comunicación ante la opinión pública, realiza publicaciones entre las que se destacan la Revista Nacional de Agricultura, el boletín, la página web, entre otros. Lleva a cabo contactos y diálogos con otros gremios y demás organismos de representación social y política con el Estado, incluyendo en este último caso al Gobierno y al congreso nacional, funciones para las cuales la SAC es particularmente idónea.

En este sentido, la SAC es, por ley, cuerpo consultivo del Gobierno en materia agropecuaria y participa por derecho propio en los consejos directivos del Servicio Nacional de Aprendizaje, Sena; el Instituto Colombiano Agropecuario, ICA; el Instituto Colombiano de Desarrollo Rural, Incoder; la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria, Corpoica; la Comisión Permanente de Concertación de Políticas Salariales y Laborales; además en la junta directiva del Fondo para el Financiamiento del Sector Agropecuario, Finagro.

La Sociedad de Agricultores de Colombia- SAC- es el único gremio cúpula que existe en el país, es decir, un gremio de gremios. Ello constituye un valioso desarrollo institucional y organizativo de carácter excepcional, que se ha producido gracias a la sensatez y previsión de los agricultores y gremios del sector. La existencia de gremios de productores y de su cúpula responde a problemáticas claramente diferenciadas. Los primeros ejercen la vocería y representación de sus productos particulares y los trámites y negociaciones pertinentes; la cúpula dedica su atención a los intereses generales de todos los productores del agro y a su armonización con el interés de la Nación.

Consecuentemente, la SAC coordina y expresa las posiciones del sector agropecuario en los aspectos relacionados con las políticas de bienestar de la población rural, precios, crédito, reforma agraria, adecuación, tierras, investigación, innovación y transferencia de tecnología, manejo de recursos naturales, comercialización de productos del campo, comercio exterior, inversión pública dirigida al sector rural y la incidencia del manejo económico global sobre la producción agropecuaria.

Para cumplir apropiadamente con sus funciones, la SAC debe tener una adecuada autonomía e independencia, no solo con el Estado, sino con intereses particulares que pueden ser afrontados por otras instancias organizativas. Esta autonomía y la relativa distancia de la SAC con respecto a intereses inmediatos le permiten actuar con autoridad y equilibrio en sus pronunciamientos. Ello exige una entidad sólida desde el punto de vista institucional, técnico y financiero.

La existencia de la SAC y el alcance de su acción se fundamentan en la confianza y apoyo de los gremios, asociaciones y productores del agro. Ellos constituyen su razón de ser, su principio y su fin.

btn-educampo

btn-revista-nal

btn-encuesta